El menor, de 10 años de edad, se encuentra en un centro de detención en Donna, Texas, donde fue sometido a exámenes médicos, según información proporcionada por la Patrulla Fronteriza.

“Al igual que todos los niños migrantes que llegan sin compañía y la patrulla los encuentra, el niño será transferido a salvo a la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados en el Departamento de Salud y Servicios Sociales”, indicó la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP).

Medios locales afirman que las autoridades estadounidenses ya lograron contactar con su familia.

El pequeño de 10 años protagonizó un video viral en el que llorando pide ayuda a la Patrulla Fronteriza, tras darse cuenta que fue dejado atrás por las personas con las que intentaba cruzar hacia Estados Unidos.

Fue el pasado jueves cuando el niño fue hallado en una ruta cerca de La Grulla, a 50 kilómetros al oeste de McCallen.

En la grabación se observa como el menor de edad le explica  al agente en español lo sucedido y le pregunta si le puede ayudar, ya que no sabe qué hacer pues tiene miedo de que lo puedan robar o secuestrar.

“¿Me puede ayudar? Es que yo venía con un grupo de personas y me dejaron botado y no sé dónde están. Me pueden robar, secuestrar o algo. Tengo miedo”, menciona el niño.

En un comunicado, la Patrulla Fronteriza indicó que escenas como la protagonizada por el niño nicaragüense de 10 años se ven casi todos los días, debido a que los contrabandistas continúan abandonando a los niños en áreas desoladas sin consideración alguna por su bienestar.

El gobierno encabezado por Joe Biden adoptó una política diferente con relación a los menores de edad que llegan a la frontera entre EU y México, a quienes les ofrece albergue temporal mientras localiza a sus familias.