Francisco Javier Tejeda Ortega, presidente local de la agrupación con 120 socios, dijo que para 2020 tendrán participación en obras carreteras y hoteles, de las cuáles en algunas llevan el proyecto y en otras van como socios en un grupo de inversionistas.

Las empresas poblanas tienen que emigrar al interior del país para tener un mayor ritmo, ya que en el estado vecino hay mucha competencia, sobre todo por obras públicas pequeñas o grandes.

A través de grupos de constructores poblanos, han logrado ganar licitaciones en Oaxaca, Cancún y Veracruz, donde hay proyectos tanto del estado como municipios.

Del monto total, es decir de los 350 millones de pesos, el  60% corresponden a proyectos privados, como pequeñas plazas y hoteles tipo tres estrellas.

Aquí en Oaxaca han nacido miles de constructores-funcionarios que no logran concretar nada y en mucho se debe a que el titular de la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra), Fabián Sebastián Herrera Villagómez prefiere hacer otros negocios y no darle nada a los oaxaqueños. Pero, es que aquí todos se vuelven constructores de la noche a la mañana. Chequen las enormes fortunas de los políticos y se darán cuenta que una gran mayoría incursiona en el área de la construcción y lo hacen mal. Así de sencillo. Esperemos que Javier Lazcano tenga otra instrucción, pero los oaxaqueños deben ponerse las pilas.

***

Nuevamente la falta de empatía del presidente Andrés Manuel López Obrador con los enfermos es inaceptable Lo que ocurrió en el Hospital Regional de Pemex en Tabasco es terrible. Ayer, la señora Patricia Jiménez murió luego de que la semana pasada  le fuera suministrado un medicamento hemodiálisis, el cual se confirmó fue contaminado con una bacteria. Hoy, con Luis Cárdenas en MVS escuchamos el relato desgarrador del hijo Adolfo Palacios Jiménez quien explicó todo el drama que vivió su madre de 54 años que es otra víctima de la 4T. Es espantoso lo que vivió la familia entera que no recibe nada de atención, al mesías no le importa el dolor en su propio estado donde ya es repudiado y abucheado.

Otro caso es el del niño Alexis que murió víctima de cáncer y que al presidente no le importó. Resulta que el pequeño de tan solo 3 años fue diagnosticado con leucemia linfoblástica aguda el 30 de enero del año pasado, pasaba sus días entre médicos y enfermeras.

Yamileth del Río, su madre, estuvo protestando durante meses en diversas instancias gubernamentales de Nuevo León, el estado donde vive, y hasta en Ciudad de México debido a la escasez de medicamentos contra el cáncer.

“Me tocó batallar con medicinas como metotrexato, vincristina y con L-asparaginasa. A mí eso me agotó porque el desabasto siempre estuvo”, explicó.

Según ella, las interrupciones en el tratamiento minaron la salud de Alexis al punto de que no pudo recuperarse de una recaída que lo dejó prácticamente sin defensas, a merced de una neumonía que ocasionó su fallecimiento el pasado 19 de febrero.

Datos recientes del gobierno mexicano indican que el cáncer es la tercera causa de muerte en el país y, entre 2010 y 2018, se registró un incremento del 22% de las defunciones relacionadas con esa enfermedad que pasaron de 70,240 a 85,754.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que debe haber 20 oncólogos médicos por cada millón de habitantes y en México, un país con una población de más de 119 millones, solo hay 2195 oncólogos. Además en estados como Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, Zacatecas y Quintana Roo no hay centros de tratamientos contra el cáncer.

De acuerdo a los padres de los niños con cáncer, la escasez de medicamentos comenzó a presentarse en septiembre de 2018, pero se volvió recurrente desde que Andrés Manuel López Obrador ascendió al poder.

En febrero, abril y mayo de 2019, la ausencia de los fármacos se convirtió en una pesadilla signada por nombres como metotrexato, filgrastim y vincristina. Cuando conseguían alguna de esas medicinas, entonces faltaba ciclofosfamida, daunorrubicina o temozolomide. Y, en muchos estados del interior del país, también se denunció la falta de implementos básicos como gasas, alcohol y jeringas.

Esa situación hizo que los familiares tomen diversas acciones como manifestarse en calles y avenidas, cerrar las vías de acceso al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y sentarse en infructuosas mesas de negociaciones con las autoridades sanitarias.

Hay un dicho que circula entre los mexicanos :“Solo hay un Dios que todo lo ve y todo lo juzga. La justicia ante todo”. Andrés también tiene hijos y su esposa defiende la idea de “Con los niños no” y resulta que es todo lo contrario.

***

El Presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó que el subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Secretaría del Bienestar, Javier May Rodríguez, presentó su renuncia, sin embargo, reveló que no la aceptó.

 

Ayer, durante su conferencia matutina, reconoció que al interior del Gobierno hay diferencias entre los miembros de su gabinete, sin embargo, justificó que son diferencias tal y como “existen en las familias”.

— “Me presentó su renuncia, pero no se la acepté”.

—”¿Cuál fue el motivo?”, se le preguntó.

—”Por diferencias; eso existe mucho al interior del Gobierno, como existe en las familias. Parte de mi trabajo es la conciliación”, respondió.

El lunes, May Rodríguez presentó su dimisión bajo el argumento de que no existen las condiciones para seguir operando el programa Sembrando Vida.

A través de una carta, denunció que de manera unilateral se le retiraron facultades necesarias para operar el programa: “De mi parte, una vez que la C. Secretaria de Bienestar ha abrogado unilateralmente las facultades requeridas para operar dicho programa, no existen condiciones para seguir al frente de la coordinación. De momento, las actividades programadas quedan suspendidas”.

“Ese decreto no fue consultado, no se me presentó, se va a regresar (…) vamos a cerrar filas, sin abyección, manteniendo cada quien su libertad y su criterio”

Al respecto, el mandatario federal aseguró que el documento en el que se abrogaban las facultades de May no es válido, pues nunca se le consultó.

Horas más

De su lado, el también senador con licencia recordó que lleva más de 30 años trabajando al lado de López Obrador, “y siempre hemos desempeñado los cargos con lealtad, honestidad y con todo el compromiso que esto conlleva”.

(foto del acuerdo tomada del periódico El Economista)